Vestigios de la Edad Media: Castillos de Albacete

El corredor de Almansa y el valle del Júcar a su paso por La Manchuela fueron durante la edad media zona de encrucijada, floreciendo en morras, altozanos y espigones fortalezas que dieron origen a varias poblaciones, hoy pueblos, que ahora usan su castillo como reclamo turístico y no como defensa frente al forastero.

Así, en pleno siglo XXI, te proponemos que te marques tu particular “Back to the Future” y que, con esta galería de fotos, regreses con nosotros a la Edad Media y descubras un buen puñado de lugares mágicos de la provincia de Albacete.

Hoy en día, tras sucesivas reformas, y gracias al esfuerzo de pueblos, organismos y asociaciones de todo tipo, estos castillos no solo se mantienen en pie, sino que muchos de ellos lucen mejor. Otros, por el contrario, solo son hoy restos, que el paso del tiempo y del hombre ha arrasado.

Entre los primeros destacan los de Caudete, escenario de tradicionales luchas de moros y cristianos, Almansa, uno de los más importantes de la región, Chinchilla, Carcelén, hoy biblioteca pública, y el de Alcalá del Júcar sobre un imponente cañón sobre el rio. Por otro lado, aquellos que son apenas restos todavía conservan intacto su poder evocador y su influjo a medievo. Así lo atestiguan los restos del castillo de Montealegre del Castillo, la muralla de la villa de Jorquera y el recinto amurallado de Villar de Ves, desde donde se contempla una espectacular panorámica del río Júcar abandonando Albacete